Un armario minimalista

El minimalismo como una forma de arte comenzó en la década de 1960 y desde entonces se ha convertido en un estilo de vida. Puede aplicar minimalista a cualquier parte de su vida, pero comprometerse con un vestuario minimalista es el lugar más fácil para comenzar. Cuanto más intencionales seamos con respecto a lo que guardamos en nuestros armarios, más libres seremos para buscar la realización.

Tener más ropa a menudo significa que las disfrutamos menos. Tenemos un armario lleno, pero nada que ponernos. Los minimalistas suscriben la idea de que al poseer menos, liberamos el tiempo, la energía y el dinero para aprovechar al máximo la vida.

Crear un armario minimalista no se trata de comprar un armario completamente nuevo. Se trata del consumo consciente. Por lo tanto, eche un vistazo a lo que ahora cuelga en su armario para determinar lo que aún necesita. Antes de que te quedes sin comprar lo que está en tu lista, prioriza y presupuesta. ¿Realmente necesitas cada pieza de tu lista? Si es así, invierta en piezas bien hechas, hechas a medida, cómodas y elegantes.

1. Piensa en tus necesidades diarias
El minimalismo se trata tanto de la autoconciencia como de la practicidad. Para construir un armario sostenible, debemos preguntarnos quiénes somos, qué hacemos y cuáles son nuestros objetivos. Esto nos ayuda a determinar lo que realmente necesitamos. Piensa dónde vives y qué haces. Vivir en un clima cálido significa que no necesitarás muchas bufandas y guantes; si hace frío la mayor parte del tiempo, algunos cortos funcionarán.

2. Elige tu estilo
Después de haber hecho consideraciones prácticas, es hora de pensar en el estilo. Piensa en tu ropa favorita, así como en las que gastaste más dinero. ¿Te inclinas hacia los blancos o los colores llamativos y cuál es tu tela favorita? Por ejemplo, ¿qué te sientes más seguro usando? Para algunas personas, esto puede ser ropa de gimnasia; para otros, son traje y corbata. Estos conjuntos deberían ser el ancla de tu armario.

  • Los beneficios de un armario minimalista

El minimalismo nos anima a invertir en cosas que amamos, en lugar de acumular cosas que nos gustan. Cuando tienes menos opciones, te forzas a una mentalidad positiva. Y todos sabemos lo que sentimos cuando nos ponemos un atuendo especial. Imagina sentir eso todos los días.

Tirar la ropa puede parecer una tarea desalentadora. Estas son solo algunas razones por las que vale la pena:

  1. Mayor confianza: cuando toda su ropa es lo mejor, se siente bien sin importar lo que se ponga
  2. Más tiempo y dinero: estar satisfecho con su guardarropa significa comprar menos, por lo que puede gastar su tiempo y dinero en cosas más importantes
  3. Impacto ambiental positivo: 13 millones de toneladas de textiles se tiran cada año solo en los EE. UU. Gran parte de esto se puede evitar invirtiendo en ropa de larga duración, en lugar de moda rápida. Pero deshacerse de la ropa proporciona más que un armario limpio. Te da confianza y tiempo para perseguir lo que realmente importa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *